viernes, 23 de junio de 2017

Ser buena persona


He estado viendo la serie Better Call of Saul, la cual en tiempo cronológico ocurre antes de la serie Breaking Bad. En consecuencia ya sé lo que le ocurrirá a varios de los personajes. La gran sorpresa es que el personaje principal es una buena persona y poco a poco podemos ver cómo esa buena persona se va volviendo en un ser tramposo y manipulador. Pero mi duda es ¿él cambio o lo cambió la sociedad?

Supongo que es una mezcla de ambas, lo discutí en el trabajo y no llegamos a nada. Pero siempre me ha sorprendido conocer a gente que es cero malicia.

lunes, 12 de junio de 2017

Qué Parió



Cada quien quiere y olvida a su manera

He tenido amigas con toda clase de cordura y locura… Bueno… los seres humanos somos diversos en todo.
Una vez, una amiga terminó con el novio. Ella estaba destrozada por dentro… yo lo sabía porque era su confidente. De día, se la pasaba llorando su amor fallido. Sin embargo, de noche, se maquillaba, se perfumaba, se vestía mejor que nunca e iba a los lugares que su ex novio y ella frecuentaban y se mostraba feliz, radiante. La pobre, de la misma tristeza, había adelgazado casi diez libras, e irónicamente, nunca se había visto mejor. El chico quedaba embobado sólo de verla. Y es que, la verdad, ella brillaba. Él, se frustraba. Se entristecía. Tomaba todas las noches y se emborachaba de la frustración y la impotencia de haberla perdido. Ella, ante todos y por su actuación, parecía que no se daba cuenta. Que era ahora cuando empezaba a vivir. La vida le sonreía… Esa era la imagen que proyectaba.
Mientras ella bailaba con todos, reía a carcajadas y parecía ser feliz, él tomaba y se tambaléaba por ahí por la borrachera. Se le veía infeliz. Tanto fue la tristeza de él que un amigo, en un acto misericordioso, fue a hablar con ella: “Perdónalo. Te necesita. Está perdido… Ya no sabe cómo tomar las riendas de su vida…”
Y ella, que tenía el corazón destrozado, no sé cómo dijo con tranquilidad: “No… No puedo negar que lo amo pero, él, amándome, me ha hecho infeliz.”
Dio media vuelta y se fue a bailar con otro. Recuerdo que al pobre muchacho se lo llevaron, esa noche, entre cuatro amigos cargado, porque no podía ni caminar.
Al día siguiente, mientras ella con los ojos llorrosos me hablaba, no pude más y le pregunté:
– ¿Por qué? ¿Por qué no aceptáste regresar con él? ¿Por qué sufres?
Y, ese día, ella me trató de explicar algo que sólo entendería muchos años después.
– María, no todo el que me ama me conviene y no todo al que amo, merece mi amor. Quizás suene complicado, pero la vida no se basa sólo en el amor. Para que un amor perdure, debe ser racional. El amor irracional y momentáneo no tiene fundamentos ni base. Está destinado al fracaso. Y a la larga, es una pérdida de tiempo. En la etapa del enamoramiento solo se ve lo que se quiere ver. Y yo, como cualquier ser humano, vi lo que quise. Él, amándome me ha hecho infeliz de muchas maneras, con muchos gestos. No me supo querer, no sé si por ignorancia o no. Y yo, asumí que el amor era así y que todo mejoraría, pero quién nos lastima, no nos ama. Hoy me pregunto: “¿En qué se basará nuestra relación cuando el amor mengue?”. Uno debe ser lógico. El amor pasional no dura toda la vida. La gente termina equivocándose, porque confunde el verdadero amor con la pasión. Y es que nosotros somos imperfectos. Pero después de ese amor pasional, viene un amor mucho más fuerte, mucho más duradero. Y eso, con él, no lo voy a conseguir.
– Pero, estás sufriendo. Tampoco eres feliz. Te veo y te siento triste… – le dije desesperada.
Ella, sonrió suavemente. Y con cierto pesar, me dijo:
– Llorar aligera el alma. Es normal. Luego, me hace pensar con tranquilidad. Algunas personas dicen que llorar no cambia nada, y es cierto, pero uno ve los problemas de manera distinta cuando se siente más relajado. Y me ayuda a dejar salir las emociones negativas. La gente se siente incomoda con el llanto pero, a veces, es necesario. Como en está etapa para mí. No se puede ser fuertes siempre. Debemos desahogarnos.
La verdad es que reconozco que en ese momento no entendí todas sus palabras. Pero hoy las entiendo. Yo también he llorado. Y es verdad, después del llanto viene la calma. No me avergüenza decir que soy un ser humano sentimental. Pero también aprendí que la vida y sus situaciones te obligan a ser cada día más fuerte. A darle la importancia a las cosas en su medida. A no cargar problemas ajenos, porque a veces con los tuyos no puedes. A perdonar y perdonarte, aunque perdonar no sea fácil, pero más difícil es vivir con dolor, rencor y orgullo. A no sufrir por cosas sin sentido. A no apegarse a nada. Pero a pesar de todo, sigo pensando que la vida es buena. Y que hay que tener valentía y coraje para vivirla. Y eso no lo tiene cualquiera.
 Y termino con una poesía que leí por ahí… de alguien que quizás pocos conocen y que se hace llamar Delia E. Una poesía con la que me siento identificada:
Me admiro, sí, porque a pesar de
todo lo malo que me ha pasado, aquí sigo,
nada me ha derrotado. Han sido fuertes mis
caídas, han sido grandes mis heridas, pero
ni siquiera ellas me han quitado las ganas de
seguir caminando en esta vida. Crecí más,
con cada vez que me logre levantar. No voy
a negar que en ocasión me tiré a llorar,
pero esas lágrimas fueron las que me  dieron
fuerzas para continuar. Y aunque caiga mil
veces más, sé que siempre lograré volver
a ponerme de pie. Porque cuando uno
quiere y decide ser fuerte, lo es.
Delia E
Poetisa Loca

lunes, 5 de junio de 2017

Qué parió



rame width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/opgnGTRf_Iw" frameborder="0" allowfullscreen>

Bleach

Si yo fuera lluvia...

¿Podría unir los corazones de algunos, así como la lluvia une el cielo y la tierra que están separados eternamente?

viernes, 2 de junio de 2017

Friendzone


Lo curioso es que he platicado muchas veces con chicas que me aseguran no darse cuenta de que su "amigo" quiere con ellas. Ja, no sólo son malvadas sino mentirosas.