lunes, 28 de noviembre de 2011

Lo que siempre te quise decir (05-03-2007)


Yo ya sabía desde hace un mes que esto iba pasar, no te lo puedo asegurar, pero creo que en fondo, yo lo propicié, y lo deseé. ¿Por qué? Porque me di cuenta que tú y yo somos muy diferentes. No lo sé tal vez eso fue lo que nos atrajo en un principio. Lo que me duele es que no me hayas conocido en realidad como soy, como dices en el correo presumimos cosas, sin tener la certeza de que era realmente, lo que ambos sentíamos o pensábamos y que por nuestras personalidades no nos permitimos revelar. Por ejemplo: yo no quería basar una relación en el sexo, por mi parte. Por la tuya considero que con el tiempo te diste cuenta de que yo no fui: la novia para presumir con los amigos, alumnas o ex compañeros de trabajo; ni sofisticada ni mucho menos alguien que busca en lo alternativo algo diferente, debido a que soy una persona que se encuentra a gusto en su mediocre medianía y ahí es, en donde quiero estar. Lo que yo valoro en las personas no es su dinero, ni su inteligencia ni su belleza, para mí lo más importante son: los sentimientos de las personas. Y eso fue algo que me movió mucho de ti.

Me da gusto que hayas sido tú, él que tomó la decisión de terminar con la relación. Así cumplí con mi promesa de que no sería yo la que te dejaría, sino tú.

Por eso en los últimos cuatro correos, me di la oportunidad de tratar de decirte, todo lo que en el primer mes me hiciste sentir –tarde, efectivamente, pero las cosas sucedieron así-. De nueva cuenta te doy las gracias, por todo lo que vivimos en ese mes. Te lo reitero una vez más fue maravilloso. Eso es lo que me llevo de ti.

Igualmente, te deseo suerte.
MIG

Limonero


bienvenida de vuelta
entonces...
soy un limón
un limonero
un árbol de cítricos

estoy acá plantado
solo
abandonado por ti
pero no me muero

tiro todas mis hojas
en protesta
y me quedo en la rama
un fruto ácido y duro
para recordar tu abandono

entonces vuelves
te traen los vientos del norte
y haces que todo sonría
como si acá no pasó nada

se ha muerto el pasto
y un par de gatos
se fueron las aves
y los jitomates

pero yo no
yo me quedé
y no me morí

ahora volviste
y yo te perdono
porque en tu calor
y tus días soleados
traes vida y color

haces que por el tallo
me corra la alegría,
me salen hojas,
me pongo guapo
y te regalo mis dulces frutos

quiero vivir contigo
un romance apasionado
los próximos siete meses
o lo que dures acá

solo te pido una cosa:
hazme crecer un poquito más
antes de volverte a ir
para que yo pueda seguir estando
sobrevivir al frío
y volverte a encontrar...

eternamente

Vanessa

domingo, 27 de noviembre de 2011

Baby Shower de Nydia


Seguramente todos esperaban muchas fotos del evento, pero resulta que las tomé con mi DSi y pues no las he bajado, así que se amuelan. Lo único que tengo que decir es que me encantó ver a Nydia con su pancita. Le espero lo mejor a ella y su bebé. Aunque el bebé no deberá tener ningún problema porque tengo pensado educarlo con las enseñanzas de nuestro señor Jesús el Cristo, los dilemas de Spider-man y el espíritu de aventura de Mario Bros.

Porno

sábado, 26 de noviembre de 2011

Finales felices

Estoy algo triste, es por eso que recordé las buenas historias de amor que he leído, visto o vivido. Supongo que la de Yuna y Tidus es mi favorita. Hace mucho que no vivo una así.

Que asco de vida

Hoy, mi hermana está hospitalizada por coma etílico. Tiene 12 años.

Hace unos meses, mi familia no me habla por no querer reconocer el hijo de mi novia embarazada. Lo siento pero está embarazada de 1 mes, llevo 4 meses en Alemania sin verla y no me creo su historia de que el medico le dijo que mis espermatozoides son lentos.

Ayer, se murió mi gata y para distraernos nos pusimos a ver Los Simpson. Echaron el capítulo en el que a Lisa se le mueren todos los gatos que adopta.

Hoy, mi vecino DJ le ha dado por poner bases de reggaeton a las "canciones" de Justin Bieber.

La semana pasada, vi a mi novia con otro chico cogidos de la mano. No he querido decirle nada porque la quiero demasiado y no quiero quedarme solo.

Hoy, estoy viendo como la buenorra de mi vecina de enfrente a la que he intentado ligarme desde hace tiempo, se lo monta con un tío. El tío que la hace gritar es mi puto hermano pequeño.

Hoy, me han diagnosticado una enfermedad ocular que no se puede operar. No sería tan malo si no hubiera estudiado toda mi vida para ser piloto militar. Adiós a ser piloto. Mi vida entera se ha jodido.

Hoy, trabajo como enfermero en el hospital. Me ha tocado hacer un examen de próstata a un hombre de 50 años con problemas de colon. Me ha cagado encima todo el brazo, la cara y el cuerpo.

 

viernes, 25 de noviembre de 2011

El amor


No podía dejar de amarla porque el olvido no existe
y la memoria es modificación, de manera que sin querer
amaba las distintas formas bajo las cuales ella aparecía
en sucesivas transformaciones y tenía nostalgia de todos los lugares
en los cuales jamás habíamos estado, y la deseaba en los parques
donde nunca la deseé y moría de reminiscencias por las cosas
que ya no conoceríamos y eran tan violentas e inolvidables
como las pocas cosas que habíamos conocido.

jueves, 24 de noviembre de 2011

lunes, 21 de noviembre de 2011

Lo que realmente te quise decir (03-06-2007)


Si en el espacio de ayer de tu blog, te refieres a mí, te diré que no te metas con mis sentimientos, porque esos, son muy reales para mí: son lo único verdadero que tengo en mi vida. Y con ellos no te metas, porque lo que siento por ti es muy real. Para ti es muy fácil decir las cosas, platicarlas y explayarte en tu blog, pero no fuiste capaz de decírmelas de frente, cuatro veces te pedí que nos viéramos. Y tú te negaste, confundiste mi comprensión a tus rechazos con indiferencia y eso no es justo. Cómo quieres que peleé ante tus silencios y cortantes diálogos, todavía recuerdo lo que me escribiste una vez: “ no quiero pelear, adios”…, demasiado tarde…, no me platiques…etc, etc, etc.
Y no me digas “farsante”, porque eso no es cierto, podré ser muchas cosas, mojigata , tonta, lo que quieras, pero nunca, nunca fingiría un sentimiento –odio a las personas hipócritas- mucho menos a las personas que amo. Jamás he fingido y eso si me da mucho coraje, que tu creas eso. Eso me ratifica una vez más que nunca entendiste, que no se puede encontrar una explicación, ni una conceptualización de los sentimientos de las personas en ningún texto, eso no se aprende en los libros, podrás encontrar algunos patrones de conducta generalizados, -como un arma para conocer al otro, para prever sus acciones y estar preparados para ellas- pero las historias de las personas son únicas e individuales, para conocerlas: sólo te falta escuchar, abrirte un poco más para que puedas diferenciar un sentimiento verdadero, de la pose de un enamoramiento. No pongas esas barreras infranqueables, lo sé el desnudar tus sentimientos y alma conllevan un gran riesgo, pregúntamelo a mí, pero es una experiencia única cuando te percatas de que eres completamente vulnerable hacia esa persona.
Y no me vuelvas a decir que son discursos de políticos, porque no se vale que reciba ese tipo de contestaciones de ti.
La nunca ha sido, ni será una farsante.  

Mi Buen Fin

Pues no compré nada del "Buen Fin" ya que no hubo en ningún lado una oferta verdaderamente impactante. Pero ayer salió a la venta The Leyend of Zelda y pues que me lo compro. Y pues con la emoción también me eche el MW3. Ahora vivo en la pobreza pero se que tendré una linda navidad.

Pleito de casados


Luego de haber tenido una discusión muy fuerte, la pareja iba en el auto sin hablarse.
Al pasar frente a un criadero de cerdos él le dice:
“No sabía que tenías parientes viviendo por acá”
Ella le contesta:
“Si, mis suegros…”

-Y entonces la riña comenzó…, nuevamente.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Barrio chino

Si no se alcanza a ver en dónde se encuentra Gloria, el video resulta más explicativo.
video

sábado, 19 de noviembre de 2011

I love NY


shirt from Alvaro C on Vimeo.


Que asco de vida

Hace unos años, me tocó un premio de lotería y lo utilicé para crear el negocio de mis sueños: Un restaurante. He invertido en ese negocio cada segundo de mi vida desde entonces, y la verdad, funciona muy bien. El problema es que gracias a ese éxito me casé con la mujer equivocada, mujer que ahora con el divorcio quiere quedarse con mi restaurante.

La semana pasada, una chica preciosa me apuntó su número de teléfono en un paquete de tabaco. Fue todo un logro personal, pero por inercia, acabé tirando el paquete ya vacío. Me he tirado 10 minutos buscándolo en un contenedor público. Finalmente cuando lo encontré, me armé de valor y la llamé. El número era falso.

La semana pasada, fue el cumpleaños de mi novio y, como regalo, le dije que pidiera lo que quisiera que se lo daría. Me pidió poder follarse a otra.

Ayer, era mi cumpleaños y en toda la mañana no me felicitó nadie. Cuando llegué a casa vi que estaba llena de gente y pensé que era una fiesta sorpresa, así que entré sonriente y diciendo hola a todos: tíos, primos, y personas que no conocía. Todos me miraban horrorizados. Estaban ahí porque había muerto mi abuela.

Hoy, en el instituto se ha sentado a mi lado la chica que siempre me ha gustado, hasta que ha acabado la primera clase. Cuando se iba vi que se dejaba el móvil en la mesa, lo cogí para dárselo y justamente cuando se lo iba a dar se me ha caído al suelo. Se ha roto.

Ayer, decidí ir a cortarme el pelo pues ya lo tenía muy largo. Tras 45 minutos de espera y 30 mientras me cortaban, me quedé contento porque me gustaba como había quedado. Al llegar a casa, lo primero que me dijo mi madre fue "Anda, ¡Qué bonito te queda! ¡Te pareces a ese cantante de 17 años.... Justin Bieber!".

Hoy, el médico le ha dicho a mi madre que si sigue fumando a ese ritmo morirá en poco tiempo. Se está despidiendo de todos.

Más en ascodevida.com

viernes, 18 de noviembre de 2011

jueves, 17 de noviembre de 2011

La maldad en el mundo


Puesto que el mundo está lleno de maldad, Dios tiene que ser malo o impotente o ambas cosas. Un dios omnipotente, omnisciente e infinitamente bueno, suponiendo que un ser así sea concebible lógicamente, hubiera sido capaz de crear un mundo sin maldad y hubiera querido hacerlo.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Ya comprendí (15-03-2007)


¿Qué esperas de mí? Probablemente nada. Y eso es lo que no quiero entender. Despreocúpate, no andaría con nadie de N, mucho menos después de lo que te hicieron ahí. Nadie de me da confianza.

Desde el principio, recuerdas? cuando de manera muy linda, nos propusiste a M. y a mí recomendarnos, yo me puse muy triste. –ya presentía algo-Pero yo creía que tú querías que yo estuviera ahí. Porqué? No lo sé. Ya sabes, mis manías de querer adivinarte el pensamiento, sin antes haber hablado contigo. Yo soy así, muy callada, me guardo mis cosas, siempre. Habló con toda la gente de cosas sin importancia, a ti te conté sucesos de mi vida que a nadie le había dicho, ni a mis padres, amigas o parejas. Tal vez hubieras deseado que te mostrará más de mi, de mi ser. Pero soy demasiado controladora de mis emociones. No le permito a casi nadie, atisbar en mi. Sólo contigo, me dí muchas libertades. Creo que eso no es benéfico para mí, ser infranqueable. En fin, creo que eso ya no tiene importancia. Demasiado tarde me dirías.
Espero aprender, la dura lección de vida que me estas dando. Para no volver a caer en el mismo error.
Por lo pronto, debo aplicarme en ver en donde voy a dejar, acomodar o aprender a vivir con este, mi amor por ti.

Porque tú ya no lo quieres. Así me lo aseveraste por el Chat. ¡Quédate con tu amor!

No puedo hacer más, al respecto. Tal vez eso es lo que deseas. Que te deje en paz. Me duele, pero por salud emocional eso trataré de hacer. Si alguna vez, deseas hablar conmigo, o verme ya sabes en donde estoy.

Gracias, por los buenos deseos por mi estancia en N., que espero, no sea muy larga.

Pleito de casados


La mujer de 47 años mira desnuda a su marido desde la puerta del baño y le pregunta:
“Tú crees que realmente represento la edad que tengo…”
El marido le contesta:
“Si miro tu cabello, te doy 29; si miro tu busto te doy 32; si miro tus caderas, te doy 36; si miro tus piernas, te doy 30…”
Ella le contesta: “Gracias mi amor, ¿realmente piensas eso?
El marido le contesta:
“Esperá un poquito que todavía no termino de sumar…”

-Y, entonces, la riña comenzó…

domingo, 13 de noviembre de 2011

Finales

Algo que se debe agradecer a la industria del videojuego es la innovación. El no recurrir a lo fácil y barato pero que vende es algo que todo desarrollador debe recurrir.

Hace unos años Dice decidió traernos Mirror´s Edge, un juego de primera persona que en lugar de dedicarse a disparar, decidió que correr, escalar y escapar serían los retos para el videojugador.

Con mucha adrenalina el juego complació a muchos, pero en ventas no se llegó a un gran éxito. Pero el hecho de mostrar que la caja de las ideas no se ha agotado y que queda mucho por evolucionar, da una esperanza que el mundo del videojuego se dirige a un buen lugar.

sábado, 12 de noviembre de 2011

De 6 años

Que asco de vida

La semana pasada, un ladrón intentó meterse en la nave donde tengo el negocio y al subirse por la valla se rompió, el ladrón se cayó y se partió la pierna. Me ha denunciado por tener la seguridad en mal estado. Ha ganado el juicio.

Hoy, han llamado a mi casa haciendo el truco-trato dos niños vestidos de Justin Bieber y Selena Gomez. Me han dicho "Danos caramelos o te cantamos algo".

Hoy, he recibido la nota de un examen definitivo de literatura, en el que tenía que sacar un 100% para poder optar a la beca que siempre había querido. He sacado un 99.95%. La profesora no admite que haya cometido una falta de ortografía en mi apellido. Soy de valencia y en valenciano mi apellido no lleva acento.

Hoy, me han despedido de mi trabajo en el que llevo más de 10 años trabajando. Sin entenderlo, he vuelto a mi piso esperando a que mi novio me consolara. Estaba tirándose a mi compañera de piso.

Ayer, había quedado con mi novia a las 12. Cuando llegué me la encontré tirándose a mi mejor amigo. Cuando me vio, me dijo: "¿no has cambiado la hora o qué? has llegado una hora antes".

Hoy, soy virgen. Esta tarde-noche me caso. Esta mañana me ha venido la regla.

Hoy, me han llegado al correo estas románticas palabras: "nena, tengo que confesarte que te dejé porque habías engordado, pero la verdad es que la depresión por la ruptura y la consecuente falta de apetito te han sentado genial, vuelves a estar estupenda ¿Tienes algo esta tarde?". Me he quedado tan cuajada que no sé ni cómo mandarlo a la mierda.

Hoy, yendo en el metro, unos turistas alemanes han empezado a comentar sobre mí. Casualmente, hablo alemán, ya que mi padre lo es. He tenido que aguantar un viaje entero escuchando las distintas maneras en las que me follarían, pero ha merecido la pena solo por ver sus caras cuando les he contestado en alemán.

Más en ascodevida.com

viernes, 11 de noviembre de 2011

No le funciono al mundo


Llevaba meses o años pensándolo pero hasta ahorita que se lo conté al taxista que me trajo desde la cantina hasta este post se me aclaró todo. Le dije que siento que yo no le funciono al mundo y que ya no sé qué hacer. ¿Cómo está eso? me preguntó el chofer falsamente intrigado. Y yo le dije, reiterativo, que no le funciono al mundo y que ya no sé qué hacer.

No le funciono a mi familia porque francamente ya asumí que soy incapaz de hacer que mi madre o mi padre se sientan orgullosos de mis logros. Todo lo que consigo, siendo francos, contradice la forma como me educaron y los sacrificios que eso implicó. Mis hermanas se resignan ante mi presencia.

No le funciono a mi novia porque no tengo ningún interés en que nuestra relación mejore y que crezcamos como pareja, no me interesa gestar una mutua e impecable historia de amor digna de ser recordada. Tampoco me interesa dejarme llevar por lo que yo llamo "la gran ficción humana", es decir: no quiero ser padre ni quiero educar a un alma nueva, ni heredarle mis libros y miedos.

No le funciono a mis amigos porque no me interesa viajar con ellos, porque no me interesa recordar hasta el hartazgo la anécdota en que fuimos inmortales. No quiero ser mejor cada día de mi vida y, en la medida de lo probable, me interesa mucho cogerme a las novias de todos los weies que conozco hoy en día. No quiero que nadie me conozca llorando o debilitado por una fulminante pesadilla.

No funciono como empleado porque no me interesa en lo más mínimo ganar cada vez más dinero ni quiero un mejor puesto ni quiero tarjetas de presentación ni viajes con todo pagado a miami. No quiero mi nombre inscrito en un organigrama destinado al olvido de los organigramas. No quiero gustarle a la de sistemas ni entenderle a la fotocopiadora.

No funciono como ser humano. No quiero ser sabio ni que me aplaudan ni que me abucheen. No quiero morir.

Y el taxista me dijo que no exagerara, que en algo debía yo ser bueno, me dijo que algo debía apasionarme y yo pensé en todo lo que me falta por leer y en todas las películas que no he visto pero en cambio le dije que nel, que ya estaba harto. Le dije que no le funciono al mundo y que no sé qué hacer al respecto. Y él me dijo que yo le estaba contando todo eso porque sabía que nunca más nos veríamos otra vez y yo le pedí, con toda honestidad, que memorizara mi rostro porque la próxima vez que lo viera iba a decirle que yo era el mejor novio, el mejor amigo, el empleado del mes y el mejor hijo probable. Hasta le dije que dejaría buenas propinas a los meseros más ineptos y que mi jefe diría que tengo un gran futuro en la empresa y que sería recordado. Y que sería -malditasea- recordado. Pero todo eso es mentira.

jueves, 10 de noviembre de 2011

lunes, 7 de noviembre de 2011

Explicación (17-03-2007)



Tienes razón cuando dices, que pensé me habías colgado.
Pero, dices que ya no opinas nada de lo que te escribí.
Igual, ante eso, ya no puedo hacer mas.
Te quiero mucho. Pero primero debo quererme a mí. Y creo que ya he hecho cosas, que nunca siquiera había pensado realizar. Debo recuperar mi autoestima y valor de mi misma.

I.

Pleito de casados


El marido vuelve del Médico y la mujer, toda preocupada, le pregunta:
“Y, entonces, que te dijo el Médico?”
De pronto, el respondió:
“A partir de hoy, no haremos más el amor; tengo prohibido comer cosas grasosas.”
-Y, entonces, la riña comenzó…

domingo, 6 de noviembre de 2011

Finales

Por mucho tiempo House of the Dead: Overkill fue un título exclusivo de Wii y hace unas semanas uno de los mejores juegos para Nintendo llegó al PS3. Matar zombies sin parar no era lo más atractivo del juego, sino una historia digna de Robert Rodríguez y Tarantino, con un estilo gráfico único, unos personajes que adoras por el nivel de ironía y posiblemente el juego con más groserías que uno puede encontrar en todo el catálogo de Nintendo. La música también de gran calidad, en definitiva algo que deben de jugar. Extremadamente divertido.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Propuesta de matrimonio

Epic

Graffiti Proposal from Shoot. Edit. Sleep. on Vimeo.

Que asco de vida

Hoy, mi profesor de religión ha dicho en clase que si a una chica la violan, la dejan embarazada y aborta, tiene ella más delito por abortar que el hombre por violarla.

Hoy, hace 2 meses que cumplí 31 años y estoy soltero. Solo he tenido una novia en toda mi vida y hace ya 4 años de eso. Desde entonces seguía enamorado de ella. Después de 4 años sin verla, hace 5 días me la encontré. Iba muy guapa, vestida de blanco. La vi saliendo de una Iglesia, acompañada de un hombre con esmoquin.

Ayer, estaba teniendo una conversación algo caliente con mi novio. Hoy me he enterado que no era mi novio, ya que él estaba en casa de unos amigos. Fue mi suegro haciéndose pasar por él.

Hoy, bueno hace unos meses, empecé a salir con una chica y vi que no se quería nada a sí misma, así que yo siempre le decía lo guapa que estaba y lo lista que era (que no era mentira). Hace un rato me ha dejado porque dice que le he subido tanto el ego que siente que soy demasiado poco para ella.

La semana pasada, tras salir de fiesta y conocer a una chica muy guapa me dijo de ir a su casa. Y yo acepté. Tras un buen rato en el que me puso caliente y empezaríamos a follar, me dijo que no hiciese mucho ruido por si despertábamos a su novio.

Ayer, iba paseando cuando una mujer se me acercó llorando. Me contó que su marido le pegaba y que si sería tan amable le de darle dinero para coger un taxi e ir a la policía a denunciarle. Preocupada, le di todo lo que llevaba encima. Hoy, la he visto diciéndole lo mismo a otra persona y, seguidamente, entrar en un bar a jugar con las máquinas traga-perras.

Hoy, y desde siempre, cuando llega el repartidor de pizzas, antes de abrirle grito: "¡Ha llegado la pizza!". Así piensa que tengo alguien con quien compartirla.

Más en ascodevida.com


viernes, 4 de noviembre de 2011

El fin


1. Viernes

La música estaba latiendo a cada paso de mi corazón acelerado. Era un “punchis punchis” a un volumen fuerte, pero no tan fuerte como en los antros. Era viernes, y la ciudad cansada salía a desquitarse de otra semana larga y tediosa a los bares y antros. En lo personal nunca me gustaron los antros: siempre con los cadeneros, las masas, las fresas y los juniors. Era siempre portar una máscara, un eterno “soy hijo de fulano” y “mi tío es zutano”, “ya viste a ese wey super equis, qué lúser” ó el “ay no super que nada que ver”. Pero no. No estaba en el antro de los bacachos, de los pomos y de los misiles. Yo estaba ahí sentado en bar, si es que se le puede decir bar (pues nada más se especializan en una bebida), tomándome un mezcal con mis amigos.

“Lalo! Lalo!” Me llaman. Levanto los ojos y miro a Paco. “¡Qué pedo, qué te paso!” Se ríe. “¿A dónde te nos fuiste?” Ríe nuevamente, pero un poco más forzado. Veo a Paco con ojos cansados de pensar. “No, nada…” Me como media naranja con chile piquín. Sorbo otro poquito de mezcal. Mientras hacía esto me decía Paco: “No… pues es que andas muy ido, y pues, ya casi no nos vemos, y la neta es que te quiero mucho…” El aliento de Paco me hacía pensar muchas cosas, entre las miles de garnachas que habíamos tragado, ojo, no comido, pero literalmente tragado; la idea que más sobresalía en mi cabeza era: “Paco ya está pedo, ya empezó a netear… qué hueva…” Pero Paco es mi amigo, y hay cosas que, por más amigo que seas, no se dicen. “No, pues…. ¡salud!”

El viernes estaba regresando de la chamba, cansado, como todos los viernes, sólo pensando en que nos íbamos a ver los cuates en la noche y pasarla bien. Nos íbamos a ver todos en la Condesa para copearle un poco y después para ir a la fiesta del Juancho que era su cumple… Ya veinticinco, ando cansado de escuchar a mis amigos quejarse de que “ya nos estamos haciendo viejos” y la madre; pero viendo fotos de cuando estábamos por salir de la prepa, uuuta, uno ve las fotos y algunos ya se ven más grandes: los ojos opacos de la adultez en vez de los brillantes ojos de la adolescencia, la “pancita”, algunos con sus entradas. Pero más que nada: la seriedad… uno sigue cotorreando con sus amigos, pero el gritoneo de la chaviza se atenúa al murmullo de los adultos…

Me iba a ver con el Paco a las siete de la noche para ir a cenar, pre-copearle un poco y lanzarnos a la Condesa. Paco es mi mejor amigo. Lo conozco desde que íbamos en la primaria, hacíamos todo juntos. Tomamos diferentes caminos en la universidad, pero nos seguíamos viendo, aunque poco a poco, la frecuencia disminuía. Este era uno de esos viernes en que coincidimos, más que nada por la fiesta del Juancho. Fuimos a unos tacos ahí cerca de la Condesa, a los de siempre.

Ahí fue en donde la ví, a un lado del trompo del que hacen los tacos al pastor. Era una chica guapísima: alta, esbelta, y bien dotada; un festín a los ojos de cualquier hombre. Lo primero que le noté fueron sus ojos, pues me estaba mirando fijamente. Primero pensé que estaba mirando a otra persona, pero no. Estaba ahí solo, echándome una chela, esperando al Paco (que como siempre llegaba en p.m., o sea puntualidad mexicana, en una palabra: tarde). Curiosamente esta chava no venía acompañada… cosa rara en ese tipo de mujeres, que SIEMPRE estaban acompañadas.

“Hola, veo que estás solo, yo también. ¿Puedo sentarme un rato contigo?” Antes de decir cualquier cosa, ella ya estaba sentada frente a mí. Me estaba por presentarme cuando me para. “No me tienes que decir nada… ya sé tu nombre y yo he estado toda tu vida contigo.” Me reí y dije: “es la primera vez que escucho esto…” río de nuevo, “¿cómo es eso? Pues a ver, dime, dime cómo me llamo.” Y pues me dijo… me lo dijo todo, a cada momento que pasaban las palabras de la boca de la chica esta, sentía que mi boca se abría más y más, anonadado, y repentinamente sentí este frío sudor de nervio y de un gran miedo. “…y ahora estás aquí sentado, esperando a Paco para después ir a la fiesta del Juancho…” Silencio, el ruido de la taquería se volvió cada vez más lejano. Estaba estupefacto… De repente veo a Paco acercándose a la mesa, la misteriosa mujer se levanta, yo me levanto para ir tras de ella, pero Paco me toma la mano en ese momento para saludarme, “espérame Paco” le dije. Volteé a ver a donde había visto la mujer, viendo cada rostro en la taquería. Había desaparecido…
Mezcal. Para todo mal, mezcal, para todo bien también… La música iba tamboreando su bajo por mi inconsciente. Intenté mantenerme calmado para no alarmar al Paco. Pero no me podía quitar a esa mujer de la cabeza. Empecé a decirme que esto es parte de mi imaginación, todo lo que había pasado. Le pregunté al Paco cuando llegó si me había visto con alguien en la taquería, me dijo que no, y yo no insistí. Y en mi cabeza, empezaron a brotar preguntas “¿cómo es que sabía todas esas cosas de mí: mi nombre, mi vida, el porque estaba ahí?” Pero la frase que más me tenía loco era “yo he estado toda tu vida contigo…” Esa frase resonaba en mi cabeza como las campanas de la Catedral. Esos ojos, fríos como el hielo “toda tu vida contigo”. Esa cara… “contigo”.

“No, pues… ¡salud!” levanté la copita y ahí la ví de nuevo, entre las sombras… Me levanto de nuevo para ir tras ella… desaparece. Paco, ya visiblemente pedo, me dice: “¿Qué onda? ¿Qué pasó?” Me tallo los ojos, pero nada. “Creo que ando yo pedo también Paco” le respondí y carcajeé. “Ahorita regreso, voy al baño…” le dije. “Qué todo salga bien.” me responde Paco. “Che Paco” pensé…

“¡Pssst! ¡Pssst!” Volteo. Es ella de nuevo. “Me llaman La Flaca…” De repente, la música sube de volumen repentinamente a un nivel ensordecedor.  Estaba bailando en la fiesta del Juancho, ya no andaba en la mezcalería, y la chava misteriosa estaba bailando conmigo. No sé cómo había llegado ahí. “¿Eres la Muerte?” le pregunto. “Sí… sí me han llamado así.”

Escucho gritos “¡PFP! ¡PFP! ¡todos al suelo!” Un disparo aquí… allá… “¡Qué todos al suelo chingada madre, con que uno se mueva les vuelo los sesos!” Más gritos. Veo a la gente en el suelo. La chava esta, seguía bailando como si nada. Yo andaba en el suelo. Me levanta la chava diciendo: “¿qué te pasa?” se ríe, “si esta es mi canción favorita.” Se ríe, y su voz se vuelve eco… No hay ironía más grande que una fiesta aquí en México. En ningún otro país del mundo, la muerte y la fiesta van de la mano, las cabezas ruedan donde uno baila, como una danza macabra…

Despierto, está oscuro. Poco a poco mis ojos se acostumbran a la oscuridad. Estoy en mi cuarto, un dolor penetrante en mi cabeza, pinche cruda… “Qué sueño más raro…” Me dije… Volví a dormirme… Regresando poco a poco a la oscuridad, al vacío. “… me han llamado así.”

Kenichi Ikuno Sekiguchi


jueves, 3 de noviembre de 2011